Buscador interno del blog

SI EXISTEN LAS BRUJAS




Hoy en día existen, viven en medio de la sociedad, algunas como mujeres comunes y otras como celebridades. No importa a donde mires, seguro habrá una bruja en esa dirección. 

En el pasado y para poder dominarlas, los hombres usando a la iglesia como instrumento las convirtió en seres diabólicos que manipulaban, robaban, mentían, envenenaban y hacían toda clase de cosas perversas; la realidad es que toda mujer que se reusara a seguir las ordenes de un hombre era una bruja y debía ser exterminada.

Pero aquí, en el siglo XXI ya no importa mucho las razones del capitalismo, la conquista y la colonización de nuevas tierras, tampoco la toma de poder mediante la subyugación de los pueblos conquistados; lo que si importa verdadera mente es la visión actual que tenemos de nosotras mismas.

Somos las herederas de aquellas que lucharon para defenderse y defender lo que por derecho era suyo, somos hijas de las mujeres que gritaron NO a la opresión machista, somos descendientes de todas las que de alguna forma sufrieron en carne propia la codicia y el temor irracional de los poderosos.

Somos brujas por derecho y entre nuestras vastas armas están el raciocinio, la creatividad y el instinto. No necesitamos entonces un gato negro, una escoba y un sombrero de cono, no necesitamos las muy variadas hierbas que sirven para pociones y hechizos, conjuros en lenguas extrañas o crear  catastrofes ambietales para demostrar nuestro poder. Somos mujeres capaces de lograr llevar una carrera y criar a una familia o tener un negocio exitoso al mismo tiempo que encontramos espacio para las realciones sociales y personales en nuestras vidas.

El caldero entonces se ha convertido en nuestra metáfora de transformación de la mujer sumisa e ignorante a una mujer inteligente y luchadora que cambia su realidad. El libro es el instrumento que le abrió el camino de regreso al autorespeto. 

Aún hoy en día es común oír como broma ciertas expresiones de algunos hombres al ver un grupo de mujeres reunidas, frases tales como "Ya están las brujas en su aquelarre" o "Cuidado con el nido de víboras"  son cotidianas para aquellos que piensan que son chistes graciosos del todo inofensivos cuando la verdad es que no lo son. 

Lo cierto es que nos siguen temiendo, temen al conocimiento innato que poseemos y a la fuerza que nos impulsa. Somos guerreras, lo hemos sido siempre y lo seguiremos siendo.




Disfrutemos entonces del hecho de ser mujeres, de la ventaja estratégica que esto representa frente a la indiferencia masculina y de la embriagante voluntad de ejercer nuestra feminidad indomable, libre y rebelde frente al orden establecido por el patriarcado.

No temas a las repercusiones, al ostracismo y a la revancha del hombre porque no habrá hogueras esta vez.  La realidad es que de ningún modo pueden dañarnos porque si podemos hacerles frente, tenemos nuestra determinación,  nuestra solidaridad entre hermanas y lo más importante las agallas para hacerlo.

Levanta las manos y grita con migo "Soy una Bruja y estoy aquí para quedarme" .