La palabra Solsticio significa Sol Quieto, ya que en la antigüedad se pensaba que era el sol el que parecía detenerse

LA MEDITACION

APERTURA...

 

         " Iniciar un camino siempre es muy emocionante, es una puerta que te conduce a algo nuevo, y eso es lo que muchas de nosotras buscamos. "

 

Imagen tomada de la red.
          La meditación es un reto mental que se vive de forma individual, pero necesita de las condiciones adecuadas para darse de una manera efectiva. Para meditar requieres de un espacio tranquilo, paciencia y mucha constancia.

          Básicamente es una practica que consiste en centrar la atención en un pensamiento, un objeto externo o en la propia consciencia, en la meditación alcanzamos un estado de concentración sobre la realidad del momento presente. Para meditar debes relajarte profunda mente por lo que debes practicar regularmente, preferiblemente cuando te levantas en la mañana.

 

CONECTARTE A TIERRA...

 

"Centrar la mente en un pensamiento es muy difícil si no tienes el alma realmente en ello"

 

          Para comenzar tu primer ejercicio, inicia centrando tu cuerpo en una postura cómoda, si no puedes hacerlo en la posición tradicional de yoga (con los pies cruzados y sentada sobre el piso), puedes buscar una silla sin respaldo en la cual tu cuerpo este en posición de 90°, con los pies juntos sobre el suelo y tus manos reposando sobre los muslos. Una vez cómoda y relajada ve poco a poco poniendo tu atención en tu respiración, como va y viene de adentro hacia afuera y viceversa; posa tu mano sobre el estómago para ayudarte a controlar su ritmo.


Imagen tomada de la red

          El propósito es respirar profunda mente, partiendo del ombligo y vamos dejando que sea el pecho el último en inspirar y el primero en espirar el aire. Así sales del estado de pánico que es producido en la respiración pectoral y todo el cuerpo se tranquiliza. Cada respiración se enlaza a la siguiente, siente como ella va conectándose con tu entorno y con la Madre Tierra bajo tus pies. El ciclo se repite de la madre a nosotros y de nosotros a ella, suavizando en el proceso todas las asperezas en nuestro interior, nutriéndonos con su energía. 

          La respiración ahora es profunda y compasada y as u paso va sanando y purificando. Tu mente esta libre, pero no debes dejarla suelta por completo. Este es un buen momento para visualizar, deja que en tu cabeza se forme una imagen, no tiene que ser precisa, solo deja que ella vaya fluyendo hasta conectarse contigo, hasta concretarse en algo definido. Puede ser ser algo que te guste o que desees.

          Ahora deja que esa imagen siga su camino y centra tu atención en tu respiración nuevamente, de la misma forma en que iniciaste. Termina agradesiendo a la Diosa. 



Buscador interno del blog