Buscador interno del blog

HACÍA NUESTRA DIOSA INTERNA / TERCERA PARTE

HÉROES - HEROÍNAS O VÍCTIMAS



          La vida diaria está llena de agobiantes obstáculos, cosas que parecen  unirse para atacarte de la misma forma que un comando bien entrenado;dependerá de uno el sentarnos en ese cómodo cojín de la auto compasión o por el contrario enfrentar cada reto de pie y con el escudo del héroe en una mano y su espada en la otra. Siempre podemos elegir cual queremos ser.

          Habrá momentos en que nos sentiremos más cómodos en un papel que en otro, hay que decidir cual es más de nuestro gusto. Cuando nos conectamos con nuestro ser interno todo cambia y los obstáculos más imposibles se vuelven simples contratiempos en nuestro camino.

          La comprensión del entorno toma otra perspectiva, así como una dimensión distinta; lo único que necesitamos es la disposición personal, ese esfuercito propio para recibir con afecto y dedicación lo que venga o solo enfrentar las obligaciones en el día a día, sin mayor entusiasmo por nuestra parte, esa es la respuesta que determina las posibilidades.

          No importa lo agobiante que todo se vuelva a nuestro alrededor, si enfrentamos las batallas conforme lleguen, una a una y nuestra mejor herramienta será una agenda clara y definida. Desde la auto entrega habremos dado el mejor de los ejemplos, nos habremos respetado y valorado, habremos amado auténticamente siendo fieles a nosotras mismas. Se trata de ser la amante y al mismo tiempo la amada, dos caras en la misma moneda.

AUYENTANDO TEMORES


          Volvemos al tema de al auto conquista que inicia con el entendimiento de que es uno y no otro quien nos completa, es dentro de nosotros donde hallaremos lo que nos hace falta. Ese algo que está ahí mismo y que todavía no identificamos. Nos apegamos a normas impuestas y creencias heredadas que nos impiden crecer interiormente, la cultura actual y la sociedad en general nos han dictado un camino a seguir que muchas veces no tiene nada que ver con nosotras. Al igual que en el pasado cuando el destino de la mujer estaba en manos del pariente masculino más cercano, aún hoy en día en muchas partes el hombre dicta el rumbo y nos obliga a someternos a su decisión de una manera o de otra.

         Las virtudes que tienen que ver con nuestra propia integridad y nuestra esencia como la intuición y la previsión no están en ese camino, por ello debemos buscarlas en los senderos alternos y aprenderlas por nosotras mismas, tratando de mantener las que si están como la generosidad y el respeto. A través de ese aprendizaje se da el proceso de transformación interior que nos desarrollará por completo. El caldero la permanencia de lo sagrado, el ritual y la auto conquista  son elementos claves dentro de esa transformación y se requiere tiempo, paciencia y perseverancia al llegar a cumplir con esa meta: "Superar los miedos aprendidos".

        La transformación personal inicia con el caldero donde a fuego lento fundiremos esas creencias  heredadas y nuestras nuevas experiencias para crear un elemento nuevo, uno que nos dará la claridad y un crecimiento mucho más profundo, un despertar consiente hacía el potencial humano que todos podemos llegar a alcanzar.

          Con este nuevo elemento viene la permanencia de lo sagrado, ese respeto excepcional que no puede ser definido vendrá a nosotras por sí solo, se convertirá en algo tangible y permanente en nuestros corazones y se expresará en el ritual femenino. Será entonces, con esa serie de acciones simbólicas que encontraremos la auto conquista mediante la cual completaremos ese destino que buscamos.


EL PROCESO DE CAMBIO


          Este no es sencillo ni rápido, viene poco a poco, paso a paso en cada momento cotidiano que vivimos, en cada decisión tomada hacía la revitalización de nuestras creencias. Los aspectos dañados se curaran y la voz interior retomará su canto fuerte y amoroso, entonces nos redescubriremos a nosotras mismas y esa grandeza de la que somos capaces.  Seremos libres para ser.